Historia de los cuidados del Recién Nacido



Relato: La verdad, que no sabía qué esperar en las primeras semanas en casa con el bebé, el amor y las emociones fueron considerablemente más intensos de lo que había pensado.

Mas, por más difícil que todo parecía, el instinto me tomó por sorpresa y ser madre se volvió velozmente lo más natural del mundo. Claro que el parto fue duro y me dejó fatigada, pero de alguna forma eso no importó. Como padres primerizos, estuvimos cien por cien enfocados en cuidar de nuestro nuevo bebé .Obviamente, traté de descansar cuando mi hijo dormía comí bien y estuve controlando la cantidad de visitas que teníamos. Tuve buenísimos consejos de mamás más experimentadas que yo y aprendí mucho de día a día mientras nuestro bebé empezó a crecer, a cambiar y a descubrir su nuevo planeta.

Ya sea que escojas darle pecho o bien biberón, recuerda que darle de comer será una gran parte del tiempo que compartan juntos en los primeros meses me percaté de que durante el día, lo alimentaba cada 2 horas, me ayudó muchísimo usar un almohadón de apoyo y darme tiempo para relajarme mentalmente cuando le daba de comer, prácticamente siempre le daba pecho y aunque fue más bastante difícil de lo que pensé, aprendimos rápido. Por norma general hasta los seis meses no usará la trona de bebe, aunque vas a ver que llega el instante cuando el bebé es capaz de sentarse. ( Más información en tronabebe.net ).

Encontrar la posición cómoda no fue simple mas lo resolvimos después de algunos intentos. También le dimos biberón Nutrirlo con el biberón, nos dio la ocasión de compartir este momento tan especial con su padre y sus abuelos Puesto que ellos pudieron de este modo asimismo darle de comer de vez en cuando.

Su primer popó asimismo fue una sorpresa, era fina, medio verdosa y oscura, casi negra, parecía al alquitrán. Se le nombra, meconio, llena los intestinos ya antes del nacimiento y, normalmente, se excreta en las primeras 24 a 48 horas después de que nace el bebé. Era pegajosa y difícil de adecentar.

Las toallitas húmedas para bebé me asistieron mucho, una vez que sus intestinos se limpiaron, las cosas fueron más normales, su popó se comenzó a ser más suave, más clara y más aguada. De ahí que despreocúpate en tanto que todo esto es bastante normal, como regla general, y además de cuando están mojados, o bien se hicieron popó, hay que cambiar el pañal después de cada siesta y de cada comida.

Me percaté de que si le dejo un pañal húmedo por mucho tiempo, resulta más probable que su piel se irrite. Cambiarlo try here de forma regular y con pañales de alta calidad como estos lo sostuvieron seco y protegieron su piel frágil. Tiene una útil línea azul que aparece cuando está mojado y que nos deja saber en qué momento podría necesitar un cambio de pañal. Su papá está encantada con esto.

Mis otros hijos hicieron los mismo, cuando los bebés duermen, sus cabecitas trabajan lo que hicieron en el día y hay mucho desarrollo mental. Ahora espero ansiosa nuestras felices mañanas juntos y me doy cuenta de lo esencial que es una noche de sueño. Esto es solamente un tanto de lo que aprendimos en aquellas increíbles primeras semanas con mi recién nacido, semeja mucho, pero despreocúpate.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *